wrapper

   

Managua: Organizaciones que representan a personas con discapacidad, solicitan al Procurador de Derechos Humanos, destitución de dos funcionarias del poder judicial de Jinotega por no cumplir con la ley 763.

El lunes 1 de julio de 2010, la joven sorda de iniciales E.S. se encontraba haciendo labores cotidianas de aseo en la casa de la señora Blanca Adilia Rodríguez. Allí era su hogar temporal pues su madre le había confiado a Rodríguez su cuido y educación. A eso de la seis de la tarde la tranquilidad de esta joven fue interrumpida. Fue tomada por la espalda y a la fuerza llevada a uno de los cuartos de la casa en donde fue agredida sexualmente. El atacante: Erickson Sevilla Rodríguez, hijo de Blanca Rodríguez.

Como toda joven que es víctima de violación a E.S. este hecho le cambió la vida. Sin embargo, ella tenía un elemento más en contra y es el no poder expresarse con palabras sino a través de señas. Su deficiencia auditiva complicó el proceso de denuncia y judicial pues, lamentablemente, se encontró con una jueza y una defensora que hicieron a un lado sus derechos como joven con discapacidad, se olvidaron de cumplir la ley 763 y llenas de prejuicios y discriminación absolvieron y dejaron en libertad con un veredicto de no culpable al hechor Erickson Sevilla.

“Nosotros como Pipitos hemos venido acompañando a esta joven desde que se da el abuso, sin embargo, decidimos que esta denuncia debía hacerse en conjunto con la Asociación Nacional de Sordos de Nicaragua y Feconori, pues estamos viendo como en los procesos judiciales se está discriminando a las personas con discapacidad e irrespetando la ley 763 que defiende los derechos de este sector. Me da tristeza decir que este no es el primer caso que tenemos en el que se deja libre al abusador, hay muchísimos más, por eso hoy estamos diciendo ¡Basta!, ¡Ya no más trato discriminatorio! Queremos igualdad y respeto para todos nuestros hijos e hijas víctimas de cualquier tipo de abuso”, subrayó Torres. 

Ante la Procuraduría de los Derechos Humanos se manifestaron estas tres organizaciones que representan a las personas con discapacidad de todo el país. Decidieron elevar su queja e inconformidad ante el Procurador Omar Cabezas, quien mostró su interés y voluntad de dar seguimiento a este tipo de casos.

Asociación Los Pipitos, Nicaragua